29.12.05

La (Obs)cena de Nochevieja Pelleja

El Correo Troll va más allá y, cual grano repleto de pus en sus santas posaderas, ha quedado infectado por el espíritu navideño.

En estas deleznables fechas, y haciéndonos eco de las modas más chavacanas de los programas televisivos de sobremesa, nos hemos lanzado a la palestra culinaria y os vamos a dar consejos de como conseguir una cena de lo más 'in' (incomible).

Y rebuscando entre una gran cantidad de vertederos y escombreras de última generación nos hemos encontrado lo que serán los entrantes, el 'para ir abriendo boca' (algunos familiares muy pesados, y cierto bugbear que yo me sé, no la cierran en toda la noche).


Gracias Bombur por darnos una razón más para seguir viviendo (acabar con la gente que vende este tipo de mierda...)

Directamente sacado del sumidero más profundo llega hasta nosotros los Leyends of Snacks, los únicos aritos de corteza sabor calamar, para estómagos inquietos, también aconsejables otros grandes éxitos de esta compañía como "sabor Falafel, rima con Lucifer", "Curry, ¡y vamos a potar! ¡los enemas pruébaloooos!", "Pappadams, uno en la boca y tus dientes hacen ¡BAM!" y "Erizillos del Mar de las Espadas, ahora con más veneno hurticante en las espinas".

Con un cuenco será suficiente para abrir una úlcera estomacal a un troll adulto de trescientos quilos...
Pero, ¿qué sería de esta cena sin una buena cantidad de marisco? Por eso mismo, el Correo Troll pone a su disposición sus Delicias "Facehugger" de la Vía Lactea, arponeadas por el mismísimo
Capitán Coprolito. Hornear a 2700º ¡y listos para comer!


¡Furguer King¡ ¡A la parrilla sabe mejor!


También se pueden usar como Correctores de ADN para algún familiar cansino, para reyes tendremos un Alien bien lustroso que nos defenderá la casa, cual perro guardian, de toda visita indeseable (y deseable).


"Enga ahora no se me mueva que le ya sólo queda un enlace sináptico... ¿No nota como se le reconfigura el ADN?"
"Hmmm"
"Eso mismo creo yo..."

Y para los faltos de medios y, sobre todo, faltos de inteligencia, rescatamos una de nuestras recetas más populares para preparar el famoso Cóctel de Ponche de Cieno Verde. Nada mejor para despedir el año que brindar por nuestra pronta muerte, mientras el lodo se pega a las paredes laringales y se hermana con nuestros jugos gástricos.

Ponche de Cieno Verde

La receta original incluía como media docena de sustancias corrosivas e inflamables. No obstante, para aquellos paladares exigentes que deseen probar el horrendo sabor, textura y bouquet de la bebida más afamada de los trolls, podréis remedarla con:


Hay que esforzarse con la materia prima

-1/2 Anís: ¡estamos hablando de bebidas no aptas para crías de garrapato!
-1/2 Kiwi: imprescindible para darle el color de las charcas y estancas corruptos.
-1/4 a 1/3 Batida de Coco (Mangaroca: empezamos con los detalles de distinción. Éste le otorga el agradable aspecto cenagoso y la textura de leche fermentada tan apreciada por el gourmet troll.
-1/5 Licor de bellotas/castañas: para darle el genuino regusto a tierra.
-Lombrices: si no tiene una buena tenia a mano, siempre puede suplirla con las de gominola, pero será mejor que no se lo diga a sus invitados...
Si después de dar unos tragos a este sin par mejunje sigue pensando que su vida es una mierda, amigo troll... ¡será que tiene razón!

¿No os entra sed sólo de verlo? A mi me entra hasta hambre :D~~~

Nuestras más sinceras disculpas para todos los incondicionales de Il Cheffo Betto, que no nos pudo desvelar ninguna de sus recetas secretas para esta ocasión pues, en fechas tan señaladas, tiene que hacerse eco de todos los encargos que llegan a sus lustrosas cocinas (3ª Caldera a la izquierda desde las Puertas del Infierno). No obstante nos transmitió sus mejores deseos para el año entrante con la cordialidad que caracteriza este prohombre de las buenas maneras y el buen hacer, paladín del civismo más exacervado:

"Ma qué faze in la mia cozina canelloni di merta. Io non desperdizare il mio talento con panfletonni di baja alcurni quiomo il Correo Trolletto. Fora di la mia cozina albondiguini pestulenti, caproni di Satanazi. Ma perque questa insolentia, nonne fazere caso, ¿eh? Eco, aprendere a respetare la mia persona per la vía del dolore..."

2 comentarios:

Furgo dijo...

Los Leyends of Snacks, además de su sabor infumable (que me hizo recordar con añoranza el potaje de patatas y ¿sepia? de EJEN 2005), tenían el aspecto de piel de merluza liofilizada.
Será cuestión de buscarlos, y en el caso de no hallarlos, volver a LAyos y arrasar hasta los cimientos ese establecimiento y aledaños. Toda precaución es poca...

Bombur dijo...

Para que luego digais que no os doy cosas sabrosas... xDDDD