7.4.12

Coñas Dungeonerras

En los evos que precedieron a la caída de Atlantis y toa la pesca subimos imágenes de Otto von Beastman y Viña Beholder. Es una santa tradición propia de derviches y apopleutas que vamos a tratar de rescatar para hacer las delicias de propios, extraños e hildegardos como vosotros, queridos lectrolles.
En primer lugar tenemos un homenaje a uno de los RPGs llevados a la pantalla del PC que más éxito cosecharon: Ay of the Beholder: Legañas of Darkmoon y Ojos de Huever. ¡Muy turbio, amigos, como el jacuzzi después de una diarrea!



Y en segundo y no menos deshonrosa posición (ojo al parche cómo hemos cambiado de género a mitad de la frase), está este jeroglífico de repercusiones aztecalípticas, que plantea la posibilidad estructural (ahí queda el guante lanzado, con mano de leproso dentro) de juegos y ambientaciones de rol donde los peligros y males de la fantasía se las verán y desearán contra la triaca y panacea de los recursos y vericuetos de nuestra cómoda vida moderna.

1 comentario:

Terrax el Maestro dijo...

Una buena redoma de minute maid antiox lo mejor contra esas cucarachas come-equipo...

Pobre Contemplador, como sufre desde que le cambiaron el ojo por un ojete...