14.12.06

Sabotagge!

Queda poco, queridos lectores, para que se produzca ese evento llamado "Maldición de las Cenizas".

Cenizas a las cenizas, polvo al polvo, ¡cuánta lascivia se avecina! Pero como a nosotrolls lo que nos llama es el condumio, dejaremos de lado por el momento las lides erótico festivas.

Se rumorea, se dice, se comenta QUE volveremos a gozar con la barbacoja y un sinfin de carnaza. Pero hete aquí nuestro gozo en un pozo, porque al proponer el trueque birra-panceta, los más tiquismiquis puretas pusieron el grito en el cielo. Sí, una vez más la hipocreís social acoge con calidez las grasas saturadas mientras desprecia con torvo gesto los azúcares fermentados y el lúpulo.

Pues bien, Efeyl Sabotagge responderá con contundencia a este feo, y en cuanto la cheffa baje la guardia, colaremos unas sardinazas bien frescas en la plancha hasta que los baños de titis (menudo sitio para hacer comida, donde uno suele despedirse por última vez y con lágrimas en el ojo de ella) queden bien atufados.

¿Por qué? Por vuestro bien, bellacas. Haciendo las necesidades fecales y mingitatorias al aire fresco se fortalecen los músculos de pelvis, muslos y pantorrilas, tan necesarios para los (por fin volvemos a ello) lances erótico festivos.

Y ya está bien de hablar de pescado, que a poco que sigamos sacaremos los sórdidos tópicos y comparativas entre el jedor de las gachises y la corte de Neptuno. ¡Vaaale!

p.d: Aprovecho para recordaros la inminente cercanía del San Putadas, y os invito a imaginar algo más apropiado para ese festejo que dar el cambiazo a las bolas chinas de alguna amistad (su sexo no es relevante, si acaso escaso) por una ristra de peces globo.

2 comentarios:

Cels dijo...

¿quién ha prohibido llevar el dulce fermentado de trigo/cebada?

¡voto a bríos! el comando burgolia hará que tamaña afrenta no deje nuestras gargantas secas...

Darki dijo...

Mucha cervecita, si gracias