14.2.06

San Valentín

Llegó, al fin. No, no se han visto cumplidas las esperanzas de que este año al día 13 le seguiría el 15 de Febrero. Una vez más el destino se burla de nosotrolls.

Celebraremos, pues nos obligan, una fiesta pagana paralela, el día de los aborrecidos. En vez de bombones intercambiaremos pedradas, insultos y siniestras amenazas de horrible muerte. ¿Besos bajo el muérdago? ¡Mordiscos en el bazo! ¿Cartas de amor? ¡Cuchillas de afeitar y tartas con alfileres! ¡Bofetadas, puntapies, capones, panchos y directos al estómago, y todo en un bonito fondo de color rojo sangre!

Pero tranquilos, que en el fondo respetaremos la tradición. ¡No somos tan malvados, que va! Y como muestra de buena voluntad, consentiremos en adoptar esa iconografía de corazoncitos... sólo que los nuestros tendrán algo más de consistencia, sangre coagulada y puede que algún estertor post-mortem que los haga palpitar de emoción ante la perspectiva de este día.

Disfrutadlo... mientras podáis...

2 comentarios:

El Maestro dijo...

Aiiish... ¡qué bonito es el amor!

Aunque una buena paliza con amputaciones tampoco se me repercute desdeñable...

¡Qué indecisión! ¿mato a mis congéneres o remoloneo con la media birra?

Muchos dilemas sin resolver...

En fin, creo que para celebrarlo revisaré tramas en el Palantir...

Raisah dijo...

Eso si las hay xDDDDDDDDD