4.1.07

Negro y verde

Los colores de Arboar, aquella ilustre nación imaginaria (lo siento, chicos, así son las cosas) que englobaba a rambos humanoides y elfos goticones, entre otros seres cuyos nombres encontrareis en cualquier capítulo de Bondage Faeries.

Como el Gran Insensato nos ha encomendado la elaboración de una antología ftográfica de los eventos pasados de Efeyl Batallas, olvidando que una de las postreras voluntades de S.M. Aldrion fue que acabaramos con el Hall of fame de la mencionada institución beléfica; hemos podido recordar los grandes hitos del gore en vivo que nos hizo vivir aquella interminable guerra entre Vethoria, Arboar, Widawar, Iquelar, Zeratul, Fahs y la omnipresente pechera de Lankelote. Pero bueno, quitando que pronto pondremos en la picota para que las escarnezais como se merecen las instantáneas de quienes participaron de toda aquella mugre, esto sólo sirve de pretexto.

Vuelvo a lo de negro y verde.

Negro... sólo hay uno auténtico: Drácula Negro. Se ha hablado mucho de él, y va siendo ya hora de ponerle rostro a ese tópico del graciejo, a ese sublime icono del blackxplotation (vocablo que ningún freak debería desconocer e incluso utilizar para dárselas de pedante).

Helo aquí:

La verdad es que da bastante pena el tío, de puro pitopaúsico que parece, y la capa transilvana le queda francamente mal. Pero se redime con esa fatua promesa de... ¡Más mortal que Drácula! Coño, pues yo creía que el señor Tepes era inmortal, no me parece un gran descubrimiento, ni virtud, ni nada, el ser más mortal que él... ¡Toooma Gracia Sin!

Verde, ahora volviendo a nuestra esencia monstruosa, sólo hay uno también. El verde orco. Nadie en el rol en vivo debería sentirse realizado sin haberse pintado de ese color, y en especial las féminas, tan reacias, a peerse, eructar, rascarse el culo y decir tacos (salvo excepciones honrosas) , deberían probar a sumergirse en la piel de una orca. Descubrirían un mundo de libertad verbal y gestual inalcanzable para sus contrapartidas humanas (no digamos las élficas) y que de verde, oliva, fosforescente o limón, incluso las más horribles tienen su punto... sexy. ¿No os lo creeis? Pues ved esa revista que no sabíamos que existía, ¡pero existe, El Play Orc existe, me cago en la oscuridad negra!

http://www.playorc.com

Deleitaos y ya sabeis: ¡Jai Na Qan, piensa en verde!

p.d: ¿verde? ¡superverde! Hoy las Gracias Sin a pedo puta, oiga...

3 comentarios:

Heriss dijo...

Bueno, no me sorprende... Habiendo una publicación troll pululando por aquí... ¿Cómo no iba a haber otra dedicada a los orcos?

¿Para cuándo trolls en pelotas?

XDDD

Duraglar dijo...

Solo hay tres tipos de monstrui!!!

Dracula, King Kone e Dracula Negro!!!

Cuanta razón tenia el Señor Panucci! XDD

Furgo dijo...

Se lo comentaré a Beto y Draconius.

Lo de las pelotas, digo, que las mías están un poco chamuscadas desde "El Legado del Octavo D"